+34 607 755 795 info@kapiscoactividades.com

Login

Regístrate

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de sus datos
Usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestras Condiciones del servicio y Declaración de privacidad .

¿Ya eres usuario?

Login
+34 607 755 795 info@kapiscoactividades.com

Login

Regístrate

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de sus datos
Usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestras Condiciones del servicio y Declaración de privacidad .

¿Ya eres usuario?

Login

Descansar no significa aburrirse

Descansar no significa aburrirse

Descanso y aburrimiento no son sinónimos. Son muchos los padres a los que les salta la alarma cuando se enfrentan a la típica frase: “Mami, papi, me aburro”. Cierto que un grado de inactividad puede ser positivo. Pero no menos cierto que las opciones al hastío son buenas oportunidades para un desarrollo social y personal excelente.

El aburrimiento potencia la creatividad, según cuenta Carme Crespo, psicóloga infantojuvenil y docente del Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP). Defiende la terapeuta que la búsqueda de alternativas al tedio conlleva un esfuerzo en la capacidad de encontrar nuevas actividades. De esta forma, los pequeños potencian la conexión consigo mismos y, en consecuencia, se vuelven más resolutivos.

Sin embargo, todo tiene una medida ideal. Y es que la falta de actividad puede conllevar la pérdida de muchas oportunidades para desarrollar potencialidades de los más pequeños. Por eso, ante la temida frase, el padre o la madre buscan recursos para que ese tedio no se convierta en un enemigo en la formación de sus hijos.

Actividades al aire libre y con nuevos amigos

Las alternativas a las tareas que los niños suelen realizar durante los meses escolares suelen ser actividades en las que el aire libre y el movimiento están muy presentes. Es el caso de los deportes de verano, muy convenientes porque además suelen practicarse lejos del ambiente habitual de los pequeños. Se les suma el encuentro con nuevos amigos, un hecho que da gran trascendencia a estas opciones.

Son precisamente las vacaciones estivales los períodos más temidos por los mayores en relación al ocio de sus hijos. Y suele ser en estos meses cuando más se escucha la temida frase de los pequeños. ¿Qué hacer en estos casos?

La oferta de cursos, talleres, encuentros y convivencias es amplia. Frente a esos más de 70 días de ‘apagón cerebral’, los niños pueden disfrutar de largos ratos de sol y nuevos amigos para combatir el aburrimiento.

Es el caso de los juegos tradicionales enseñados por los abuelos, por ejemplo, esos que sus padres jugaron de pequeños y que amenazan con perderse después de que su lugar lo ocupen, sobre todo, las nuevas tecnologías.

No obstante, los campamentos y los campus de verano son las opciones estrella del verano. Desde los más cercanos y en los que los pequeños pasan ratos del día a aquellos que implican viajes y en los que los niños permanecen semanas haciendo tareas completamente nuevas para ellos, la oferta es amplia.

De hecho, es extraño encontrar padres que se quejen de que no saben a dónde llevar a sus hijos en verano. Entre esta variada oferta destacan los campus especializados, como el de cine organizado en Arucas o el de teatro que se desarrolla en Las Palmas de Gran Canaria 

Con vistas hacia el futuro

Otros campamentos de verano se centran en la enseñanza de aspectos que preocupan a sus padres y, de esta forma, fomentan la enseñanza en esos temas mientras que potencian el juego.

Es el caso de los campus especializados en idiomas o en tecnología, lugares en los que es posible continuar con el aprendizaje pero siempre desde una perspectiva más divertida.

Otros programas dedicados en exclusiva se aventuran con la música, los deportes y el teatro, entre otras muchas disciplinas pensadas para que el verano, lejos de ser aburrido y tedioso, se convierta en una época de descanso, diversión y entretenimiento.

En Kapisco Actividades  podrás encontrar muchas propuestas para esos días aburridos y conseguir que tus hijos no te digan el tan traído “mamá, papá, me aburro”.