+34 607 755 795 info@kapiscoactividades.com

Login

Regístrate

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de sus datos
Usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha nacimiento*
Email*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestras Condiciones del servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya eres usuario?

Login
+34 607 755 795 info@kapiscoactividades.com

Login

Regístrate

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de sus datos
Usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha nacimiento*
Email*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestras Condiciones del servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya eres usuario?

Login

¿Y si no quiere comer pescado, ni verduras?

¿Y si no quiere comer pescado, ni verduras?

A Daniel no le gusta el pescado. Ni frito, ni rebozado, ni disfrazado con mayonesa… No hay forma de engañarlo. Su padre le promete premios, le advierte de consecuencias si no se lo come, pero nada. No hay forma. Así que Daniel no come pescado. “¿Y qué hacemos, si no quiere?”, se preguntan impotentes su padres.

Con Eva pasa tres cuartos de lo mismo, pero con la fruta. ¡Y con la verdura ni te cuento! Que si nada rojo, que si nada que cruja, o que suelte agua. Quítale las pipas, ponle ketchup, nada de ensalada. Al final, el plato es de todo menos saludable.

Las técnicas para “hacer entrar en razón” a los más pequeños de la casa pueden ser muy variadas, pero a ver quién es el bonito que intenta llevárselos al huerto cuando dicen “no”. En el otro lado están los expertos y los estudios llenando la cabeza de los padres de datos que demuestran lo importante que es una correcta alimentación.

¡Pum! A los padres les estalla la cabeza: “¿Qué hago si no quieren comer lo que deben?”, se preguntan conscientes de que la alimentación condiciona el crecimiento y la salud de sus hijos.

Consejos a la desesperada

Los adultos recurren a todo tipo de artimañas para combatir el creciente índice de obesidad de los niños españoles debido a las dietas pobres en nutrientes y altas en grasas. Entre las soluciones están los engaños y los intentos de soborno, con premios y regalos que pronto se hacen insuficientes.

Los expertos coinciden en asegurar que cada niño tiene su propio estilo de vida y, por consiguiente, de alimentación. Forma parte de su personalidad y hay que respetarlo. No en vano, están continuamente aprendiendo cosas, recibiendo nuevos sabores. Pues démosles opciones, con formas y colores que les inviten a tomarlo de manera amena y divertida.

Lo que sí está claro es que de hambre no van a morir. Así que las tendencias catastrofistas suelen ser las primeras que los expertos descartan en los padres.

Invitan a estudiar las posibles “crisis” que surgen en las familias cuando los más pequeños no entran por el aro de lo que hay en el plato e invitan a tirar de imaginación para hacer de la comida una especie de entretenimiento.

Y es que… ¿no es así como está demostrado que aprenden mejor?

Cuestión de tiempo

Lo que sí está claro es que el hecho de que se nieguen a comer un alimento durante la infancia no significa que no lo vayan a comer nunca. Puede que tengan tendencias ya desde pequeños: unos hacia lo salado, otros hacia lo dulce. Pero en muy pocos casos son condicionantes de por vida. Así que una buena forma de afrontar la desgana y la negación es dejarlo pasar e intentarlo un tiempo después.

Eso sí: usar la comida como premio o castigo es un error muy extendido. Sobre todo con algunas fórmulas de comida rápida que se ofrecen en forma de recompensa. A estas situaciones, los estudiosos en la materia ofrecen como alternativa las actividades deportivas y el movimiento. ¿Que ha sacado buenas notas? ¡A un curso de surf! ¿Que ha respetado a sus hermanitos y se han portado bien? ¡A un taller de manualidades! ¿A que les molaría mucho más?

¿Cuántas veces te has visto buscando una forma diferente y divertida para celebra el cumpleaños de tus hijos? Pues apunta: talleres de mini chef impartidos por el Chef Alberto en Las Palmas de Gran Canaria, un curso divertido que puedes encontrar en nuestra web.

Para estas propuestas, en Kapisco Actividades encontrarás muchos cursos, talleres y todo tipo de iniciativas con las que premiar los buenos comportamientos sin usar la comida. Y que, además, despertarán su voraz apetito. ¿Te los vas a perder?