+34 607 755 795 info@kapiscoactividades.com

Login

Regístrate

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de sus datos
Usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha nacimiento*
Email*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestras Condiciones del servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya eres usuario?

Login
+34 607 755 795 info@kapiscoactividades.com

Login

Regístrate

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de sus datos
Usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Fecha nacimiento*
Email*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestras Condiciones del servicio y Declaración de privacidad .
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

¿Ya eres usuario?

Login

Desenreda las redes sociales. ¡Y disfrútalas!

Lo has intentado y no ha servido para nada. ¿Te has dado cuenta ya de que prohibir las redes sociales no es el remedio? Al principio creías que era la mejor forma de evitar peligros para tus hijos, pero ellos te demuestran cada día que son una herramienta que ha llegado para quedarse.

El remedio está claro. Aplica aquel viejo refrán de: “Si no puedes con tu enemigo, únete a él”. El primer paso que tienes que dar en este camino es, precisamente, dejar de lado la idea de que las redes sociales son tu enemigo. Al contrario, las ventajas de esta herramienta de comunicación para tus hijos y también para ti son innumerables.

Gracias a Facebook, Instagram o Snapchat, tus hijos se comunican con sus amigos, ven mucho mundo, abren los ojos y la sensibilidad a un entorno cargado de creatividad. En sus edades, como auténticas esponjas de conocimiento que son, están abiertos a los beneficios de esta inagotable fuente de información.

Sin embargo, los peligros también existen: falsos usuarios, contenidos no adecuados, usos menos adecuados aún… La solución: aprende a usar las redes y enseña a tus hijos.

Porque, seamos claros: ¿manejas tú las redes sociales? En la mayor parte de los casos seguro que la respuesta es algo así como: “tengo perfil pero no entro mucho”. ¿Es cierto? Por eso, desde Kapisco Actividades te invitamos a que aproveches el verano, sus días largos y sus ratos de ocio para aprender más sobre este tema.  De esta forma podrás ayudar a tus hijos a hacer un buen uso de esta gran herramienta.

Por dónde empiezo

Abrir tu cuenta y aprender a usar las redes que manejan tus hijos es tan fácil como sentarte junto a ellos y compartir ratos en los que los pequeños serán los maestros. Inténtalo y descubre cómo esa actividad juntos ayudará a que tus hijos se abran a ti. Tú, además, encontrarás cuentas y contenido de los temas que te interesan. Creada la confianza, pídeles a tus hijos que te acepten como amigo. Y ahí comienza la parte digital de vuestra relación.

Qué redes elijo

No hace falta estar en todas las redes. Las más consultadas son Facebook, Instagram y Twitter. En ellas ya tendrás mucha información y comunicación con tus hijos. Si además ellos suelen usar otras, como Snapchat, anímate también a hacerte una cuenta y déjate aconsejar por tus pequeños maestros.

Una vez dentro, para los padres se abre todo un mundo en el que encontrar perfiles de expertos en todo tipo de temas. El de la crianza y educación de los hijos es muy habitual y cuenta con grandes profesionales muy activos. De esta forma, las redes sociales se convierten también en un lugar de consulta para los mayores.

Páginas especializadas en actividades e información ofrecen servicio de envío de noticias actualizadas para estar a la última de los avances médicos, sociales y de todo tipo. Sin duda, una gran ayuda para los padres.

Aprenderás a reservar vuelos de forma rápida y segura, a definir tus vacaciones, a elegir las compras después de comparar las ofertas y, cómo no, a informarte sobre las actividades extraescolares de las que pueden disfrutar tus hijos. Y reservarlas en la propia web o en las redes sociales.

Amigos que se van

Hace un par de años surgió una corriente de usuarios, sobre todo de mediana edad, que comenzó a cerrar sus perfiles en las redes sociales. El argumento era más por pereza o temor que por otra cosa. Terminaron aburriéndose porque el uso que hacían de las aplicaciones distaba mucho de resultarles divertido. O no conocían qué podía pasar y preferían cerrar.

Sin embargo, muchos de aquellos amigos que se fueron han ido volviendo a lo largo de este año. El motivo: se sentían al margen del mundo. Oían a sus conocidos, a las generaciones más jóvenes, hablar de temas de interés y actualidad de los que no sabían nada. Comprendieron que estar supone estar bien, publicar con cabeza. Y que es posible preservar la intimidad y hacer un uso público de cualquiera de las aplicaciones.

Hoy día, la mayor parte de aquellos amigos que se fueron han vuelto. Han comenzado a seguir páginas profesionales de colectivos realmente interesante y disfrutan de los contenidos que encuentran y comparten. ¿Este ha sido tu caso? No te bajes del tren por no saber cómo usarlo. Aprender es fácil. Abre tu mente.

Y recuerda: la mejor forma de saber qué hacen tus hijos es acompañarles en el camino. Cogidos de la mano, respetando los espacios, viviendo juntos.

¡Que disfrutes de tu experiencia con las nuevas tecnologías!