+34 607 755 795 info@kapiscoactividades.com

Login

Regístrate

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de sus datos
Usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestras Condiciones del servicio y Declaración de privacidad .

¿Ya eres usuario?

Login
+34 607 755 795 info@kapiscoactividades.com

Login

Regístrate

Después de crear una cuenta, podrá hacer un seguimiento de sus datos
Usuario*
Contraseña*
Confirmar contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Email*
Teléfono*
País*
Crear una cuenta significa que está de acuerdo con nuestras Condiciones del servicio y Declaración de privacidad .

¿Ya eres usuario?

Login

Las piscinas naturales que te harán soñar

Naturaleza, ejercicio y disfrute en buena compañía se agrupan en torno a las piscinas naturales que riegan la geografía de Canarias. Espacios en los que es posible hacer una divertida clase de biología en familia con refrescante chapuzón incluido. ¿Te apuntas?

Son innumerables las piscinas naturales de las que disponemos en Canarias, esos pequeños trozos de mar acotados de forma medio natural y en los que reinan la seguridad, la fauna y la flora del mar. Pequeños paraísos, algunos más escondidos que otros, que invitan a la diversión en familia.

Riscos con escaleras y solarium

¿Has disfrutado alguna vez de una piscina natural? Las costas de las Islas ofrecen múltiples opciones. Entre las ventajas hay que destacar que disponen de accesos que facilitan el baño con seguridad para grandes y pequeños. ¡Tienen hasta escaleras como en las piscinas artificiales!

Muchas de ellas, además, suelen estar acompañadas de explanadas donde puedes poner una sombrilla y tumbarte a tomar el sol. Son la clave para pasar un día junto al mar con la comodidad de estar en un lugar seguro. ¿A que suena irresistible?

Fauna y flora por descubrir

Pocos lugares mejores que las piscinas naturales para ver pececillos, algas, algún que otro molusco y muchas piedras de formas caprichosas. Y, por supuesto, pocos sitios mejores para aprender a hacer snorkel, a manejar las gafas y el tubo.

En estos trozos de paraíso es frecuente ver a padres e hijos buscando tesoros naturales en estos fondos marinos. Al mismo tiempo, el agua se renueva de forma constante, sobre todo en las pleamares. El bañista disfruta así de un entorno natural en un lugar en el que nota los cambios de temperatura en el agua. Entra la ola y se refresca el lugar. Baja la marea y todo se calma a la espera de una nueva pleamar.

¿Dónde encontrarlas?

Casi cada tramo de costa de las Islas Canarias ofrece muchas posibilidades para baños en espacios que pueden calificarse como piscinas naturales. No obstante, algunos municipios presumen de lugares creados y cuidados con esta finalidad.

Compartimos contigo algunas de las más conocidas a lo largo del Archipiélago.

Las Salinas, en Agaete (Gran Canaria)

Grupo de tres piscinas conectadas de forma que los bañistas las pueden recorrer nadando. Esconden gran riqueza de flora y fauna submarina. Ofrecen amplias zonas para tomar el sol y la cercana Avenida de los Poetas para paseos al atardecer.

El Pris, en Tacoronte (Tenerife)

Una de las más equipadas de la Isla, El Pris permite al bañista gozar de impresionantes puestas de sol. Dispone de todo tipo de servicios sin perder el encanto de un lugar natural. Eso sí, si viajas con niños pequeños o personas que no sepan nadar, es recomendable ponerles sistemas para flotar.

La Maceta (El Hierro)

Aguas cristalinas para ver el fondo casi sin sumergirse y un rompiente cercano hacen de esta piscina natural un lugar especialmente recomendable. Las sensaciones se multiplican en este trozo de paraíso al que acuden bañistas de todas las edades.

La Fajana (La Palma)

Para los más atrevidos, La Palma ofrece este lugar de aguas tranquilas de especial belleza. Rodeado por rompientes y olas, el lugar dispone de amplias escaleras de acceso. Establecimientos de restauración cercanos invitan a las familias a visitar La Fajana sin preocuparte de llevar más que el protector y la toalla.

Punta Mujeres (Lanzarote)

Los colores de la lava y el mar se fusionan en Punta Mujeres, más de dos kilómetros de costa repletos de pequeños charcos. Con una amplia gama de flora y fauna, los bañistas disfrutarán del espacio buscando peces, rocas y algas de múltiples formas y colores.

Charco del Conde, Valle Gran Rey (La Gomera)

¿Quién dijo que en las piscinas naturales no hay arena? En el Charco del Conde se pueden encontrar zonas donde poner la toalla al calor y la suavidad de una arena entre negra y rubia. Como en todas, unos escarpines -calamares, como las llaman muchos- son de gran ayuda para caminar por los riscos

Canarias ofrece grandes posibilidades para unas vacaciones en familia, espacios naturales de singular belleza en los que es posible descubrir mucho mundo.

Encuentra y planea tus vacaciones en familia con Kapisco Actividades. ¡Y a disfrutar!